sábado, 31 de diciembre de 2016

2016: Feliz vida


En resumen, la vida es un continuo aprendizaje, además de una "caja" de momentos...

2016 se acaba y me apetecía dejar aquí, en mi lugar y el de todo aquel que me lea lo que me ha enseñado, bueno y malo, para poder recurrir a ello siempre que lo necesite.
He aprendido más de mí, de mis capacidades, de mis habilidades, en muchas ocasiones me he sorprendido. Me respeto más, me gusto un poco más. 
Que las personas de verdad siempre están, que nadie es imprescindible.
A no juzgar: cada uno tenemos nuestra historia, y todo es por algo... ¿Quién somos para mirar la paja en el ojo ajeno? Si muchas veces no vemos la viga en el nuestro. 
A aprender del dolor. A acompañar, a estar, a luchar por alguien, aún que nadie esté de acuerdo, aún que el final este ahí. 
A echar de menos aún que haya dolor. 
A tener un poco menos de miedo. 
A qué lo que tenga que venir vendrá, y aunque no me guste, disfrutar un poco el camino, porque cambiará, todo pasa, todo llega, siempre que lo queramos de verdad, aún que a veces inconscientemente lo repelamos. 
Que tengo más paciencia y aguante de lo que me cabe en el cuerpo, que no soporto la mentira, que el que calla otorga y... ¿por qué no? Jode al que habla de más, le aturde, le descoloca...
Que el amor lo puede todo... y sí, suena típico, pero no me refiero al amor de tu pareja... creo que este término engloba algo más grande que todas las personas deberíamos ver y aprender. 
He aprendido que me queda mucho por aprender, pero lo más importante, que estoy preparada para lo que venga. Sé que  de alguna forma o de otra lo afrontaré, disfrutaré y volveré a aprender...
Que tengáis un buen fin de capítulo y un mejor comienzo del nuevo. 
¡Feliz año! ¡Feliz Navidad! ¡FELIZ VIDA!










No hay comentarios:

Publicar un comentario