miércoles, 12 de octubre de 2016

La cadena de sonrisas



Vivimos con estrés. Sólo se oyen televisiones altas, coches, voces de gente intentando tapar la de otros y esos otros a su vez alzando la voz también. 
En general, no hay paciencia, ni sonrisas, ni saludos, no hay respeto. 
Si algo he aprendido es que todos, TODOS, somos iguales, indiferentemente del dinero, de la posición social... Todos somos igual de frágiles y fuertes... Todos tenemos sonrisas y buen humor. El mundo debería sonreír más, quizá al principio da vergüenza, pero en algún momento recibirás una sonrisa amable, incluso alguien que esté de mal humor podría fijarse en tu sonrisa y cambiarle la perspectiva... Hay millones y millones de cadenas en las redes sociales, pero alguien que tenga voz, debería crear una en la calle, una en la que si recibes una sonrisa, tengas que devolverla... al principio será frío, raro, incluso hipócrita, porque no estamos acostumbrados a algo tan natural como sonreír... Pero después, después sería parte de tu vida, sería parecido a respirar... 
¡SONRREID!

















No hay comentarios:

Publicar un comentario